Un grupo armado asalta la redacción de Subterráneo y mata a un redactor que les hizo una mala crítica

"NO PODEMOS CEDER AL MIEDO, AHORA MÁS QUE NUNCA TENEMOS QUE SEGUIR ESCRIBIENDO RESEÑAS", AFIRMA SU DIRECTORA

El terrorismo musical se ha cebado con Pablo Balbontín, redactor jefe de Subterráneo Webzine, de tan sólo 26 años de edad, que ha sido víctima de la intransigencia de un grupo que no fue capaz de encajar una crítica negativa de su álbum.

Pablo se encontraba en el cierre de la edición cuando la banda Bloodshot Dawn, compuesta por cuatro músicos, asaltó la redacción con rifles automáticos.

Según la policía, el grupo disparó a quemarropa en venganza por la mala reseña, y este joven periodista murió casi en el acto, aunque han informado que le dio tiempo a borrar el historial del navegador, una opción con la que no todos cuentan en una situación así.

El grupo aún se encuentra en busca y captura, aunque la investigación policial ha llevado a sospechar que harán aparición en su próximo bolo, anunciado en su Facebook para el 2 de febrero.

Por su parte, la directora de Subterráneo Webzine, Irene López, se ha mostrado consternada por los hechos: “Ha sido un golpe durísimo para todos, Pablo era un miembro crucial de nuestro equipo… A ver quién reseña ahora las mierdas que sólo le gustaban a él”.

“Es que a ver, nuestro trabajo es hacer críticas, ¿para qué nos pide un grupo una crítica constructiva de su disco si luego no le gusta lo que lee? Hay que ser consecuente con los medios que se están dejando la piel en dar visibilidad a grupos como el tuyo”, expresa Irene.

“Lo que no podemos hacer ahora es ceder al miedo, ahora más que nunca tenemos que seguir escribiendo reseñas y ser valientes en decir lo que pensamos, la escena nos necesita”, concluye.

Este triste suceso tiene lugar sólo dos años después del atentado contra Charlie Hebdo, la revista satírica francesa, mientras que el último atentado similar que sufrió nuestro país ocurrió en la sede de la revista El Papus en 1978, cuando el grupo de extrema derecha Triple A colocó un artefacto explosivo en su redacción y acabó con la vida de uno de sus empleados.

 

Noticias relacionadas