Un grupo de death metal descubre que la vida “no está nada mal”

"ESTÁBAMOS TAN CENTRADOS EN HABLAR DE LA MUERTE, QUE NOS HABÍAMOS OLVIDADO DE LAS COSAS POR LA QUE MERECE LA PENA VIVIR", EXPLICAN

El grupo de death metal de Barcelona Choose Death ha decidido cambiar su nombre a Choose Life tras vivir una experiencia cercana a la muerte en un accidente de tráfico.

Uno de los miembros del grupo, no conforme con salvar su vida en este choque múltiple, logró sacar a un niño de un vehículo siniestrado, salvando también su vida, pues el coche explotó poco después “como en las películas de Michael Bay“, según detalla el guitarrista.

Tras librarse de la muerte y vivir la heroica experiencia de salvar una vida, el grupo se ha replanteado toda su filosofía, y ahora opinan que la vida “no está nada mal”.

“Nosotros practicábamos lo que predicó el maestro Schuldiner: no podemos hablar de la crueldad y las injusticias del mundo sin pasar inevitablemente por la muerte, por eso nos llamábamos Choose Death y componíamos letras extremas para música extrema”, explica el grupo.

“Pero después de que nos ocurriera esto, nos dimos cuenta de que en un momento estás quejándote de la vida, bebiendo cerveza y riendo, y en un segundo lo pierdes todo, porque la muerte está en cada esquina y nos puede tocar a cualquiera, más en estos días tan nefastos que vivimos”, cuenta.

El grupo fue al hospital poco después de lo sucedido y comprobó con alegría que el niño al que salvaron se está recuperando adecuadamente.

“Nos alegramos mucho por el chico, y cuando íbamos a regalarle un CD firmado de la banda, entendimos lo políticamente incorrecto que sería darle un disco que pone Choose Death, así que en ese momento decidimos cambiarnos el nombre a Choose Life y hablar sobre la alegría de vivir y sobre aprovechar cada día al máximo, aunque sin dejar de denunciar aquellas injusticias que hay en el mundo y que hacen que la vida se complique”, alegan.

“Estábamos tan centrados en hablar de la muerte que nos habíamos olvidado de todas las cosas por las que merece la pena vivir. Tenemos suerte de estar vivos… No nosotros en particular por el accidente: todos tenemos suerte de estarlo y es lo que ahora queremos transmitir con la banda”, concluyen.

“Pero sin convertirnos tampoco en una banda de white metal, eso no nos mola”, añaden.

Noticias relacionadas