Johan Liiva se somete a una operación de cambio de sexo para sustituir a Alissa en Arch Enemy

EL GRUPO LE DIJO HACE 17 AÑOS QUE LE DEJARÍAN VOLVER "CUANDO TUVIESE VAGINA", Y AHORA EL MOMENTO HA LLEGADO

El vocalista Johan Liiva (ahora Johanna Liiva) ha anunciado que volverá a Arch Enemy tras finalizar la última de sus operaciones de cambio de sexo.

A pesar de la negativa de Alissa White-Gluz, que no tenía motivos para dejar la banda, Michael Amott se debe a “una promesa verbal”, que contrajo con Johan Liiva antes de su salida de la banda en el año 2000, cuando le dijo que “sólo volvería al grupo cuando tuviese vagina”.

“Al decirle eso no quería sugerirle que se convirtiese en mujer, era un requisito imposible y metafórico, como decir ‘cuando los cerdos vuelen’, pero ahora supongo que tendremos que recibirle en el grupo”, comenta.

“Nosotros no teníamos ningún mal rollo con Liiva, pero es que en su día Century Media llamó a nuestra puerta y nos ofreció un contrato por mucha pasta y muchas facilidades, sólo con la condición de expulsar a Johan y meter a Angela Gossow, ¿qué se supone que debíamos hacer?”, explica Michael Amott.

Desde entonces, los contratos con Century Media sólo les eran favorables con una mujer al frente, lo que dejó fuera de sus planes al vocalista de los tres primeros discos, considerado ‘de culto’ por muchos fans del grupo.

Dichos contratos, establecen que si la voz abandona el grupo, siempre se aplicará una cláusula de “las tetas que entran por las que salen”, motivo que ha llevado a Liiva a incrementar su busto hasta la talla 110.

Johan afirma que cuando contactó con Century Media y les dijo que estaría dispuesto a “hacer lo que sea” por volver a la banda, el mismo sello fue el primero que estuvo dispuesto a pagarle las operaciones, pensando que así recuperarían una de las mejores voces del death metal melódico sin renunciar a las ventas de un grupo con frontwoman.

“Century Media fue responsable de que yo abandonase la banda en primer lugar, pero ahora que vuelvo, supongo que estoy en paz con ellos: me han devuelto el grupo, me han dado fuerzas para decidirme en esta nueva identidad sexual y ahora tengo una fanbase que flipas”, afirma felizmente Johanna Liiva.

“Aparte de lo bien que les viene siempre el revuelo, y con esto la discográfica también renueva su imagen mandando un mensaje de apoyo al colectivo LGBT, si es que son listos de cojones”, concluye Johanna.

Noticias relacionadas