El Papa Francisco pide a los fieles que formen “un puto wall of death”

"ESPERAD... ESPERAD... AÚN NO COJONES... ESTAOS QUIETOS...", EXIGÍA EL PONTÍFICE

El Papa Francisco puso el punto final a la gira de Endless Pope, su grupo de white metal, en un concierto memorable donde aprovechó para pedir a los fieles congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano que formasen “un puto wall of death“.

“Me la paso siempre mandando mensajes de amor a los creyentes y ya es hora de mandar también un mensaje de violencia… El siguiente y último tema es una versión de Angel of Death, así que quiero que os dividáis como si yo fuera el maldito Moisés y vosotros las aguas, ¿entendido?”, explicaba muy enérgico el líder de la fe cristiana.

“Éso es, muy bien… A ver, los que no habéis elegido bando y estáis en medio haciendo el parguela, si os queréis quedar ahí para que os revienten vale, pero dejad de hacer el gilipollas”, pedía a algunos de los fieles.

“Tú, quita esa pelota de playa de ahí, que esto no es Crisix“, añadía.

“Esperad… Esperad… Aún no cojones… Estaos quietos… Y…”, terminaba, segundos antes de proferir un grito desgarrador con el que rompía la canción.

Según fuentes cercanas a este medio, los fieles arremetieron entre ellos con tal salvajismo que a su lado la popular escena de Braveheart parecía sacada de Disney.

Ya se cuentan 12 muertos y 43 heridos como resultado del wall of death, pero el Papa Francisco rezó por sus almas al terminar el concierto, dejando muy buen sabor de boca en este final de gira.

Y como es habitual, el pontífice ha recordado la necesidad de realizar estos bailes para “ahuyentar al Maligno” y para procurar que la estación de lluvias “sea próspera”.

Tras el concierto, el líder de Endless Pope demostró mucha humildad dándose un baño de masas en el que aprovechó para saludar a viejos amigos y para bendecir los calimotxos y los porros de algunos asistentes.

Noticias relacionadas