Review de ‘Butchered at Birth’ por Alberto Chicote: “Vaya puto desastre de cocina”

AFIRMA QUE EL FETO ESTABA "POCO HECHO"

El popular chef y presentador de televisión Alberto Chicote se ha enfrentado a la cocina del ‘Butchered at Birth‘, el nuevo restaurante de moda en el barrio de Salamanca, Madrid.

La retransmisión del capítulo supuso un nuevo récord para el programa, con un 17,8% de cuota de pantalla, ya que según contaba Chicote durante el mismo, “no había comido tan mal desde la mili”.

Y es que el restaurante, si es que puede llamarse así, es según el equipo de ‘Pesadilla en la cocina‘, el antro más putrefacto y surrealista que han visto desde el estreno del programa.

“No estaría mal si me van poniendo ya los entrantes, que llevo tanto esperando que a Marco le habría dado tiempo a encontrar a su madre y a 35 primos”, comentaba un impaciente Chicote antes de ser servido.

Cuando un zombi le trajo por fin los entrantes (globos oculares en un lecho de entrañas servidas en el cráneo del enemigo) el presentador apreció que “se han equivocado, me han traído la comida del perro”.

El primer plato tampoco resultó mucho mejor, ya que según dijo Chicote “el feto está tan poco hecho que me estoy planteando adoptarlo y darle un futuro”.

“No puedo más, esto más que un restaurante es un centro de exterminio”, exclamaba muy indignado antes de levantarse y anunciar que se disponía a “hacer una visita a los cocineros”.

El supuesto enfado de Alberto Chicote aumentó aún más al ver el ambiente que se respiraba entre los fogones: dos zombis desmembrando el cadáver de una mujer en unas condiciones insalubres.

“Alucino pepinillos con esto, pero unos pepinos así de grandes”, exclamaba Chicote sin dar crédito a lo que veía.

“Trae el megáfono que le vamos a decir a todo el barrio la mierda que tenéis aquí”, añadía.

“Los fetos tendrían que estar en una cámara frigorífica joder, no colgados aquí fuera en descomposición, que están llenos de moscas”, decía, señalando también que aquel lugar “es el puto paraíso del bicho, parece un zoo”.

“Hacía que no veía yo una cocina como ésta… Bueno qué cojones va a hacer, si es que no la había visto nunca”, increpaba a los zombis cada vez más enfadado.

“Como venga Sanidad no os cierran el local, os lo queman”, les garantizaba.

Fue entonces cuando los cocineros zombis, no está claro si porque estaban hartos o porque son zombis, se abalanzaron sobre Alberto Chicote y comenzaron a devorarle.

“¿Ah, y ahora os ponéis chulos, encima que he venido a ayudaros? Esto es un circo de cojones. Graba Eduardo, graba”, le pedía al cámara.

“No, si yo os entiendo, como vuestra comida es una porquería preferís comerme a mí ¿verdad? Pues como no trinchéis bien el pescuezo no pienso callarm… Aaargh”, agonizaba Chicote haciendo gárgaras con su propia sangre mientras los zombis hacían caso por fin a una de sus sugerencias.

Poco después, el restaurante ‘Butchered at Birth’ del barrio Salamanca anunció que servirá un menú especial de “carne al punto de Chicote“.

Noticias relacionadas