Varg Vikernes consigue un permiso para “visitar algunas iglesias”

EL MÚSICO HA DECLARADO QUE SU INTERÉS ES "ESTRICTAMENTE TURÍSTICO"

varg-vikernes-iglesia

El polémico Varg Vikernes logra un permiso de su reciente prisión preventiva para “visitar algunas iglesias”, según ha asegurado el músico en una entrevista concedida ayer a un diario francés.

En la entrevista, Vikernes no sólo hablaba de su último arresto (el cuarto ya) por ser sospechoso de planear un atentado en Oslo, sino que también comentó que ya había logrado la condicional para hacer un tour por varias iglesias de Europa con fines “estrictamente turísticos”.

Al parecer, el músico se declara ampliamente rehabilitado y aseguraba haber abrazado la fe cristiana cuando el periodista le preguntó acerca del Señor. “¿El señor? ¿Qué señor? Ah sí, ese señor. Claro yo ahora soy un católico empedernido, tengo la estampita de San Crispín quemada de tanto rezar… Bueno, quemada no”, explicaba nervioso el ex-miembro de Burzum.

“¿Qué mechero ni qué mechero?”, le preguntaba un agitado Vikernes al periodista, “ah no, este mechero es para ponerle una velita al niño José, no pienses mal”.

“Hay iglesias que están algo apagadas y necesitan un poco de iluminación”, explicaba seguidamente, “hablo de iluminación espiritual claro, cualquier otra forma de iluminación ya es jugar con fuego”.

Sobre las preferencias arquitectónicas que tendrá en cuenta a la hora de visitar iglesias de toda Europa, Vikernes asegura que es más partidario de aquellas edificadas con madera, ya que las de piedra le parecen “muy frías e ignífugas, un lugar donde la fe tardaría en propagarse y daría tiempo a que viniesen los bomberos”.

“¿Que si esto es una pastilla de encendido? No hombre, esto es un malvavisco, mira mira”, decía a tiempo que se lo comía. “Oye, ¿tú por casualidad sabes si las pastillas de encendido son tóxicas? Pura curiosidad eh”, concluye.

Seguiremos informando sobre la actividad del tan polémico músico noruego.

Noticias relacionadas